Los Cazalet y el perfume

Creo que a todos nos gusta encontrar referencias al perfume en libros y películas. Imaginamos que si los autores nos cuentan cuál es el perfume que usan sus personajes, es porque comparten nuestro interés por el sentido del olfato.

Personalmente, me gusta incluso cuando se inventan las fórmulas o los nombres. Estoy pensando por ejemplo, en el Air de Panache de Grand Hotel Budapest, o el Jamais de la vie de la Justine de Durrell.

El olfato debió ser importante para Elizabeth Jane Howard, porque en su estupenda saga, Crónicas de los Cazalet, habla con frecuencia de los olores. La leña húmeda que arde en la chimenea, el humo de una pipa, la cera de abejas en los muebles, los quesos en la despensa, la lavanda, el jabón de alquitrán de hulla, las botas embetunadas (Cuir de Russie), la ropa de bebé secándose junto al fuego… Y los perfumes.

Crónicas de los Cazalet, publicada por editorial Siruela, narra los avatares de una familia británica entre 1937 y los primeros años 50, un periodo marcado por la Segunda Guerra Mundial, que, entre otros cosas, cambió decisivamente la vida de casi todas las mujeres.

Yo diría que los perfumes de las chicas Cazalet no están elegidos al azar. Me gusta recordarlos porque sus fórmulas hicieron historia y, aunque sé que  hoy en día muy pocos habrán tenido la fortuna de olerlos, sus nombres nos siguen evocando los años dorados de la perfumería.

Floral y especiado, L’Origan (1905) de François Coty —el perfume de Villy— es un aroma ambarado, una mezcla audaz de clavel y aldehídos. La fórmula introduce por primera vez las iononas con su característico olor a violeta. Tuvo un éxito inmediato, semejante al de La Rose Jacqueminot (1904) y fue muy imitado. Sus ingredientes florales: azahar, violeta, jazmín, rosa –con el clavel en primer plano– quedabann matizados por una nota herbácea, especiada, extremadamente sutil. Era el aroma perfecto para llevar con las confortables prendas de lana que tanto gustan a los ingleses.

El clavel es también la nota dominante en Bellodgia de Caron (1927), el perfume que usa Hermione al principio de la guerra y también Louise años más tarde. Fue creado por el genial Ernest Daltroff en recuerdo de la localidad italiana de Bellagio, a orillas del lago de Como. Dicen que la versión reformulada de hoy en día no hace justicia al original.

Cuir de Russie, reeditado por Jacques Polge para la colección Les Exclusifs de Chanel, fue creado por Ernest Beaux en 1924. Un perfume legendario y controvertido, que con su ambigua mezcla de abedul y jazmín, muy al estilo andrógino de la época, quizá resulte demasiado complejo para el gusto actual. Hay quien lo rechaza porque le recuerda al estiércol de caballo (¡santo cielo!). Nosotros preferimos la opinión de Luca Turin: “Un monumento intacto de la perfumería clásica y el más puro efluvio del lujo capturado jamás en un frasco”, aunque suene también algo excesiva.

Evening in Paris (1928), en Europa Soir de Paris, es otro de los grandes éxito de Ernest Beaux, en este caso un encargo de la sucursal neoyorquina de Bourjois. Tanto Louise como Evi, la hermana de Sid, llevan este aroma floral, hoy reformulado, del que se decía por entonces, que era el perfume más célebre del mundo.

Y desde la ciudad de Nueva York, donde debían de ser el último grito, llegan a Londres White Lilac, de Mary Chess (1932) y Cologne Carnegie Beige, de Hattie Carnegie, (1944). Poco podemos decir de ellos, excepto que se trata de dos regalos muy especiales que reciben en su momento Angela y Zoë.

No me había fijado hasta ahora en que hay varios perfumes que llevan nombre de tejidos. Crêpe de Chine (Millot, 1925), Organza (Givenchy, 1996), Chantilly (Houbigant, 1941), Mousseline (Rochas, 1946). Lenthéric eligió Tweed –el paño típicamente británico que Chanel estaba poniendo de última moda– para un exquisito chypre lanzado en 1933. Es el perfume de Sybil. El frasco ya está vacío.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Arte y Perfume, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s