Macasar

Levedad y perfume. Las flores amarillas sobre las ramas desnudas del macasar (Chimonanthus praecox fragans) son  como un haiku en el jardín de invierno.

El aroma que desprenden, y que recuerda tanto al del jacinto, se siente en varios metros a la redonda.

Esta entrada fue publicada en Perfumes y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s