Twilly d’Hermès, el mundo en vacaciones

Hace unos días, puede que un mes ya, me topé casualmente con Twilly en el hall de los grandes almacenes donde se dan a conocer muchos perfumes. Y éste me encantó.

Twilly es el nuevo perfume de Hermès, el segundo de Christine Nagel para la marca, y me gustó desde el principio porque es ligero y optimista, uno de esos aromas, cada vez más raros, capaces de arrancarte una sonrisa espontánea y gratuita, como cuando uno se cruza con un bebé.

Como además de la mouillette tuvieron la amabilidad de regalarme una muestra, siguiendo el sabio consejo de Sylvaine Delacourte, he dormido con él.

Resultado: Twilly también le gusta a mi subconsciente que agradece la ambigüedad deliberada que Nagel ha infundido aquí el nardo, su risueño jugueteo entre notas cítricas, tornasoladas, a ratos expresivo, a ratos secreto; la euforia contagiosa del jengibre; y por fin, la suave impronta del sándalo, liviano y cálido a un tiempo, que parece mecerse sobre la piel.

Un perfume joven, claro que sí (dicen que el sector del lujo se fija ahora en los millenials, ¡glups!), pero nada banal. Ni empalagoso, ni estridente. Muy Hermès.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s