Clarins, vanguardia y compromiso

Clarins_0Hoy voy a escribir sobre una marca que descubrí cuando aún no tenía edad para usar cremas ni mucho menos maquillaje. Ya entonces pasaba horas enteras mirando las revistas francesas de mi madre. La publicidad me gustaba tanto como los reportajes de belleza o moda. Y allí estaban siempre las chicas de Clarins, como recién salidas de la ducha, ofreciendo una imagen distinta y mucho más moderna y un mensaje inequívoco que equiparaba belleza con salud y bienestar. Creo que por eso me llamaban tanto la atención y aquellas luminosas páginas en blanco y rojo se me quedaron grabadas.

Clarins Tratamiento_2

Mucho antes de que naciera la fiebre de los productos naturales, Clarins ya hablaba de plantas. En sus páginas aprendí las primeras nociones sobre principios activos y aceites esenciales. Me conquistaron sus productos antes incluso de poder usarlos y cuando empecé a hacerlo, nunca me defraudaron. Quienes los hayáis probado –supongo que la mayoría porque Clarins es generosa con sus muestras– sabréis lo adictivos que son. No me refiero sólo a su eficacia, sobradamente probada, sino a lo agradables que resultan sobre la piel, a la inmediata sensación de bienestar: tónicos, aceites, hidratantes, nutritivas y su legendaria crema de manos. Poco después apareció Eau Dynamisante, aromática y tonificante, la primera agua de tratamiento, que es como la quintaesencia de la marca, un producto de culto del que millones de mujeres no sabríamos prescindir.

Eco Eau D

En 1997 Clarins decidió transformar este éxito en apoyo a las mujeres que se dedican a mejorar la vida de los niños en dificultades. Creó el premio La Mujer Dynamisante que desde entonces ha recompensado y estimulado la actividad de más de setenta mujeres.

Resulta igualmente reconfortante comprobar que se puede ser una marca de vanguardia y mantenerse fiel a un compromiso. La imagen de Clarins ha ido evolucionando; sus productos siguen abriendo caminos innovadores en la historia de la cosmética, pero el mensaje continúa equiparando belleza con bienestar.

Y ese compromiso que parte del respeto al consumidor y la protección de la naturaleza que se desarrollo en distintos frentes, se plasma en acciones tan concretas  el ecodiseño de sus envases, la Fundación Arthritis Courtin, el apoyo a Solar Impulse, 
el primer avión capaz de volar día y noche
sin combustible ni emisiones contaminantes, la reintroducción del quebrantahuesos en Francia, la colaboración con Jardines del Mundo y con Pro-Natura International, una asociación con base en Brasil que
 lucha contra la pobreza promoviendo el desarrollo rural y la preservación del medio natural.

Jardins du Monde

Este mismo principio de respeto a la naturaleza y apoyo a las poblaciones locales se traduce en otros interesantes proyectos de cooperación en lugares que ya han dejado de resultarnos lejanos: Mongolia, Madagascar, Burkina Faso, Vietnam…

Os dejo con este video en el que Christian Courtin-Clarins, presidente del grupo Clarins, nos acerca a esta realidad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosmética y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s