Balenciaga y la pintura española

El Museo Nacional Thyssen-Bornemisza acaba de inaugurar una espléndida exposición dedicada a la obra de Cristóbal Balenciaga –el modisto más admirado e influyente de todos los tiempos–, y a su estrecha relación con la pintura española, que constituye una de sus principales fuentes de inspiración.

Se trata de la primera gran exposición dedicada a Balenciaga que tiene lugar en Madrid en casi 50 años, y la primera en la que las creaciones del diseñador vasco alternan con una selección de pintura española como ejemplo de la innegable afinidad, tanto conceptual como formal y estilística, que existe entre la moda de Balenciaga y sus fuentes de inspiración.

Un total de noventa balenciagas, procedentes algunos de colecciones particulares y nunca expuestos anteriormente, alternan en las salas del Thyssen con cincuenta y cinco obras de El Greco, Velázquez, Murillo, Carreño de Miranda, Zurbarán, Goya, Madrazo y Zuloaga, cedidas por el Prado, el Museo de Bellas Artes de Bilbao o el Lázaro Galdiano; fundaciones: BBVA, Santander, Casa de Alba; y por colecciones privadas, como la de Abelló o la de Alicia Koplowitz.

Anuncios
Publicado en Arte y Perfume | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Angel EdT, un Angel bajo en calorías

De cara al verano, Mugler presenta Angel Eau de Toilette, una deslumbrante reinterpretación de su más admirado perfume. En esta versión, ligera y deliciosa, la impronta golosa de Angel se vuelve más suave y afrutada como expresión de una nueva y espléndida feminidad.

En 1992 el lanzamiento de Angel revolucionó el mundo de la perfumería. Su rasgo más característico, una memorable sobredosis de pachulí envuelta en melosas bocanadas de vainilla y caramelo, dio origen a una nueva estirpe en la familia de los perfumes orientales: los aromas gourmands.

 Cuenta Élisabeth de Feydeau que Mugler lo concibió como una golosina que contuviera sus más dulces y adictivos recuerdos de infancia: el perfume de mamá, el after shave de papá, las meriendas infantiles organizadas por la abuela, toda una orgía de praliné, chocolate, algodón de azúcar, regaliz… Y en respuesta a tan ambicioso proyecto Olivier Cresp creó uno de los grandes perfumes del siglo. Su fórmula no sólo complació a Mugler sino a millones de mujeres: Angel se convirtió en el perfume más vendido de Europa.

Ahora que la fórmula va a cumplir treinta años, Louise Turner toma el relevo para desvelarnos facetas inéditas del aroma que plasma en esta nueva versión más jugosa y afrutada.

En Angel Eau de Toilette la profundidad amaderada del pachulí se ilumina con notas de cedro. La peonía le aporta una suave textura aterciopelada. Y aparece un ingrediente inédito: la esencia de manzana, que procedente de la industria alimentaria se utiliza por primera vez en perfumería. Este componente inesperado introduce una bocanada verde, fresca y chispeante que unida a la bergamota, las bayas rojas y la vainilla subraya su perfil afrutado y contribuye a rebajar la intensidad calórica del praliné.

Hay que destacar que el pachulí de Angel EdT se recolecta y destila en Indonesia a través del programa Givaudan Sourcing for Shared Value, que se encarga de controlar el origen del producto para obtener una trazabilidad óptima, auditar los cultivos y mantener la fertilidad del suelo, siempre en colaboración con las comunidades locales.

Publicado en Novedades, Perfumes | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Champagne a todas horas

Una de las cualidades más apreciadas del champagne es que se puede beber a cualquier hora. Solo o acompañado, con dulce o con salado, de día o de noche, a la hora del desayuno o a la salida del teatro. Un lugar especialmente agradable para tomarlo es el bar del Hotel Wellington de Madrid, que abre de nueve de la mañana a una de la madrigada y ahora se llama Grand Siècle como el exclusivo champagne de Laurent-Perrier que también sirven por copas.

Grand Siècle es la marca de prestigio de la maison Laurent-Perrier. Fruto de la sabia combinación de tres añadas millésimées,  se elabora a partir de una selección de grands crus de chardonnay y pinot noir cuyas cualidades se complementan, responde a la confianza de Bernard de Nonancourt, fundador de la maison Laurent-Perrier, en el arte del ensamblaje: “Probablemente la naturaleza nunca nos dará la añada perfecta, pero el arte del ensamblaje nos permite recrearla”. Cada botella de Grand Siècle permanece un mínimo de ocho años en bodega. Su brillante color dorado, la delicadeza de una burbuja muy fina, y las notas de miel, avellana y almendras tostadas que deja en boca constituyen sus señas de identidad y lo hacen fácilmente reconocible.

En cuanto al Hotel Wellington, en el número 8 de la calle Velázquez, casi enfrente del parque del Retiro y muy próximo a la Puerta de Alcalá, ocupa él mismo un edificio catalogado y protegido como Patrimonio arquitectónico de la ciudad.

 

 

 

Publicado en Gastronomía | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Doña Francisquita, una mujer de zarzuela

Doña Francista, –La discreta enamorada de Lope de Vega–, es un personaje clásico de la literatura española que hizo muy popular la zarzuela homónima del maestro Amadeo Vives, estrenada en el Teatro Apolo de Madrid en 1923.

El próximo 14 de mayo, el director Lluis Pasqual presenta una nueva adaptación coproducida por el Gran Teatre del Liceu y la Ópera de Lausanne.

Con este motivo, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, en colaboración con el Teatro de la Zarzuela, acaba de inaugurar una exposición que muestra la influencia de la obra en la cultura española a través de su personaje central.

Doña Francisquita, una mujer de zarzuela recrea los diferentes aspectos de esta comedia de enredo situada en el Madrid romántico: la música, los montajes sucesivos en 1956, 1972, 1985, 1998, 2010 y 201; su proyección internacional y su posterior adaptación al cine.

Doña Francisquita, una mujer de zarzuela. Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, del 26 de abril al 2 de junio de 2019. Balcón-mirador de la primera planta. Acceso gratuito desde el hall.

Publicado en Novedades | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Regañadientes

Regañadientes es un nombre curioso para un restaurante al que seguro que nadie acude de mala gana.

Siempre se ha dicho que la comida entra por los ojos, como también lo hace por el olfato y sin duda, por el oído. ¿Quién puede si no resistirse a la sonoridad de nombres como chipotle, huarache, huitlacoche, mezcal, tamarindo, guacamole, o sencillamente, chocolate, si sólo con escucharlos se le hace a uno la boca agua? La gastronomía mejicana, perdón, mexicana, es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, pero si los restaurante mexicanos me gustan tanto no es sólo por la riqueza de sus ingredientes –unas cincuenta especies de judías, ciento cincuenta de chiles– ni por sus ardientes y aromáticos platos, es más que nada porque siempre me han dejado muy buenos recuerdos.

Hay restaurantes anodinos, incluso restaurantes tristes. No importa cuántas estrellas tengan, lo famosísimo que sea el cocinero o lo muy de moda que estén. Uno sale por la puerta y los olvida. Nunca ocurre eso con los mexicanos. Todavía recuerdo con una cierta morriña los divertidos almuerzos y cenas en México Lindo. Aunque ya hace años que cerró, fue todo un pionero.

Ahora acabo de descubrir Regañadientes, en el barrio de las Salesas (Almirante, 24), en Madrid, donde Abel Martellotti despliega toda la riqueza de la gastronomía tradicional mexicana elaborando una cocina de mercado, moderna y urbana, basada en la calidad de las materias primas: sabores de Michoacán, cocina del mar –de sus nueve mil kilómetros de costa–, asados de Sonora, platos de Oaxaca, sopes de Guerrero…

El resultado es una carta dinámica con elaboraciones como la tortilla de maíz con atún rojo y aliño de cangrejo; pulpo asado con patata violeta y chipotle; fideítos tostados de chorizo y mejillones; chamorrito de cerdo lacado con adobo de tamarindo-chile morita; un guacamole inigualable o un espectacular ceviche de almeja chocolata, elaborados en el momento. Y para acompañar, una larga propuesta de mezcales y tequilas.

¡Provecho!

 

 

 

Publicado en Gastronomía | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Calendario Clarins de Adviento

Quien piense que ya no tiene edad para calendarios de adviento es porque todavía no ha descubierto los de Clarins. Este año hay dos versiones, ambas con forma de cajonera, la canónica de 24 departamentos, y otra más reducida, de 12.

Una forma muy navideña de ir descubriendo los productos de tratamiento y maquillaje de esta firma que nunca defrauda.

Y cada día una sorpresa. Hoy hemos encontrado uno de los grandes clásicos de la marca: Beauty Flash, un bálsamo enriquecido con extractos de olivo y arroz que atenúa las huellas de cansancio, calma e ilumina la piel. ¿Y mañana?

Publicado en Cosmética | Etiquetado , , , | Deja un comentario

La flor del cuero

Creo que es a estas alturas del año cuando más apetece envolverse en las notas secas, a veces ásperas, y siempre brumosas de los perfumes que evocan el olor del cuero, un referente capaz siempre de sorprender con su ambiguo significado.

El uso del cuero tiene un largo recorrido. Ha pasado mucho tiempo desde que la badana dejó de ser la indumentaria tosca destinada a proteger el cuerpo de los artesanos más humildes o las tropas más desarrapadas. Hoy la marroquinería pertenece más que nunca al ámbito del lujo, pero el atractivo de las prendas de cuero está ligado, sobre todo, a su estética transgresora, ya venga de la marginalidad o del sado. El cuero sigue conservando esa oscura ambigüedad que lo sitúa entre lo refinado y lo chabacano, lo convencional y lo subversivo, lo natural y lo sofisticado, el confort y la aventura, lo inocente y lo perverso, lo delicado y lo cruel.

Y ese carácter enigmático y turbio lo interpreta de manera exquisita la perfumería. Para  ello se sirve fundamentalmente de ciertos componentes pirogenados, como el alquitrán de abedul (dicen que los ballets rusos lo utilizaban para impermeabilizar las botas), el styrax, el enebro (Juniperus oxycedrus) o la siempreviva (Helichrysum stoechas).

Hay cueros ambarados, florales, atabacados… Unos evocan el cordobán, otros el ante o el tafilete. Que no sean aromas fáciles forma también parte de la leyenda y de su atractivo.

Si en los años treinta del siglo pasado la prensa ya se preguntaba por qué todos los grandes perfumistas se habían empeñado en que oliéramos a cuero, la respuesta sólo puede ser ésta: porque nos encantan.

La lista no es exhaustiva, pero sí selecta.

Cuir (Lancôme).

Cuir (Le Galion).

Cuir (Mona di Orio).

Cuir Améthyste (Armani Privé).

Cuir Beluga (Guerlain).

Cuir d’Ange (Hermès).

Cuir d’Oranger (Miller Harris).

Cuir de Russie (Chanel).

Cuir Fétiche (Maître Parfumer et Gantier).

Cuir Impertinent (Mugler Les Exceptions).

Cuir Mauresque (Serge Lutens).

Cuir Ottoman (Parfum d’Empire).

Cuir Velours (Naomi Goodsir).

Cuirs (Carner Barcelona).

Irish Leather (Memo).

Knize Ten (Knize).

Leather Oud (Floris).

Peau d’Espagne (Santa Maria Novella).

Publicado en Perfumes | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario